“Mi primera visita como Mystery Shoper”

Hemos recibido un relato de uno de nuestros seguidores, explicando la primera visita que realizó.

El Mystery Shopper ha preferido permaneces como Mystery y por tanto no publicaremos sus datos, pero sí su relato:

Recuerdo mi primera visita de cliente misterioso, hace ya por lo menos 7 años.

Fue a un establecimiento de comida rápida de un barrio cercano al mío,  me quedaba a solo 2 paradas de metro, me pagaban el menú de la hamburguesa y además me daban 5 Euros.

Recuerdo que dudé de si sería un engaño, porque me parecía un auténtico chollo.  Era muy joven y pensé que, de ser cierto, podría dedicarme a ello toda la vida, era el trabajo perfecto.

Cuando llegué al establecimiento estaba muy nervioso. Había practicado como poner en marcha el cronómetro, como recordar todos los detalles, que debía recordar visitar el baño, pedir el ticket… ¡¡Había tantas cosas de las que acordarse!!

La visita salió bien, fui lo primero al baño, así no se me olvidaba y me daba una vuelta por el local. Pedí mi menú,  pagué,  guarde el ticket, me senté y me lo comí.  Todo muy sencillo.

Cuando salí,  a pesar de tener de plazo hasta el día siguiente, preferí mandar el informe nada más llegar a casa.

Escanee el ticket y empecé a rellenar el cuestionario.  Eran todo preguntas con opciones, aunque en algunas debías añadir algún comentario. Recuerdo que lo leí y revisé 3 ó 4 veces. Quería que todo estuviese perfecto.

Por aquel entonces y en aquella empresa, no calificaban los informes,  de modo que no tenía la seguridad de haber rellenado todo bien, pero al par de días,  cuando me llegó un mail de que había más visitas disponibles para mí confirmé que todo había ido correctamente.

Aquella fue la primera visita de cientos, tras ello empecé a buscar más empresas como aquella y a realizar visitas de todo tipo. Vivo en una ciudad muy grande pensé,  habrá mucha gente apuntada y no tendré muchas oportunidades, pero no, una vez que vieron mi valía y dedicación me ofrecían visitas todos los meses, de todo tipo, desde ropa hasta compañías aéreas.

La combinación entre la gran cantidad de tiendas de mi ciudad, el éxito y dedicación en las primeras visitas y la realización de formación relacionada con el tema, me permitió  tener un CV centrado en este ámbito y con ello convertirme en un Mystery Shopper de confianza para muchas empresas, que, además de para visitas corrientes, me llamaban cuando surgían proyectos complejos o en los que no cabía margen de error. Logré tener un sobresueldo considerable que me permitía compaginarlo primero con mis estudios y después con otro trabajo.

Sin lugar a dudas, aquella primera visita y la dedicación y esfuerzo que puse en formarme en todos los proyectos que pude, me cambiaron la vida.

Recordad que podéis remitirnos vuestros relatos, anécdotas o cualquier tipo de información que queráis compartir en nuestro blog a blog@misterioseando.com

De igual modo, os animamos a seguir participando en nuestro foro en misterioseando.com y en animaros a participar en los cursos formativos para convertiros en Mystery Shopper especialista y con ello tener más oportunidades de colaboración como cliente misterioso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *